Alcohol y deporte. ¿Bueno o malo para nuestra salud y rendimiento?

homeroycerveza_800[1]

No es la primera vez escuchamos que cierta bebida alcohólica pueda aportarnos beneficios para la salud, como puedan ser el vino o la cerveza, (cada cual los suyos), pero, ¿que hay de cierto en todo esto?

 

En el caso del vino tinto, encontramos presentes unos compuestos llamados polifenoles, los cuales tienen propiedades antioxidantes, es vasodilatador y reduce las posibilidades de padecer enfermedades del corazón. Además  presenta una sustancia llamada resveratrol , a la cual se la otorgan propiedades como inhibidor de la aromatasa o bloqueador selectivo de estrogenos, siendo de gran ayuda para prevenir el cáncer de mama de carácter hormonal en mujeres.

Heart-shaped-red-wine-spilled-design-psd[1]

En el caso de la cerveza, existen propiedades como reponedor de glucógeno, de sales minerales, y por tanto de propiedades que mejoran la hidratación.

Todas estas cualidades, están demostradas científicamente, siempre y cuando no tengamos en cuenta la otra cara de la moneda, y es el alcohol etílico que presentan estas bebidas, el cual podría llegar a anular estas propiedades o resultar que en conjunto, la balanza se incline hacia el lado negativo; ya que el propio alcohol, es tóxico para el organismo, es diurético , inhibe la síntesis de proteínas, disminuye los valores de algunas hormonas fundamentales para el funcionamiento del organismo etc.

 

El equilibrio

 

Como en cualquier sustancia, podríamos decir, que el veneno está en la dosis y no en la sustancia en si. Como ejemplo podríamos tomar el agua, el cual es necesario para nuestra vida, pero podría ser letal en dosis exageradas. Imaginemos que un sujeto fuera capaz de beber 50l de agua en dos horas(por poner una cifra absurda); sufriría daños en multitud de órganos, esófago, estómago, riñones etc, llevándole a la muerte. Pues bien, con el alcohol pasa exactamente lo mismo, solo que la dosis es mucho menor, es por tanto que podríamos aprovecharnos de las cualidades beneficiosas de las bebidas anteriormente citadas, sin que los efectos negativos del alcohol, comprometa nuestra salud.

2910_1[1]En el caso del vino, una copa(125ml), o un botellín o caña para la cerveza (200ml)  podrían ser cantidades que no comprometan nuestra salud por los efectos nocivos del alcohol, pero con los que podríamos aprovechar algunos de los beneficios de estas bebidas. Y nunca siendo consumidos después de la realización de una sesión intensa de ejercicio, ya que nuestro cuerpo se encuentra deshidratado y hemos sometido a un estrés a algunos de nuestros principales órganos.

copa-de-vino[1]Alcohol-y-deporte[1]

 En el caso de bebidas destiladas de alta graduación, no encontraremos ningún beneficio en su consumo, ya que la cantidad de alcohol etílico que presentan es tan alta que los posibles beneficios que puedan aportar otros componentes de la misma quedan eclipsados sus efectos nocivos. Provocando deshidratación, perdida de masa muscular, alteraciones hormonales, y daños hepaticos. Provocando una bajada en nuestro rendimiento y posibles problemas de salud.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:

2 Comments

  1. Dani | junio 17, 2015 at 11:03 am
     

    El vino tinto nunca puede ser malo. :)

    Reply
    • Roberto Casado | junio 17, 2015 at 11:18 am
       

      El vino tinto me atrevería a decir que dentro de las bebidas alcoholicas es de las que mejores propiedades presenta.
      Si tenemos en cuenta la cantidad de alcohol y lo usamos con moderación, podría ser la mejor sin duda.

      Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *