Salir de cañas manteniendo la linea

Ahora en verano, los bares y en especial las terrazas, se convierten en sitio de peregrinación y lugar de reunión con amigos y familiares.

En la mayoría de ocasiones se toman una de estas dos alternativas; o bien nos pasamos todo por el “arco del triunfo” con la excusa de que un día es un día, o bien dejamos de tener vida social. Pero existen otras formas de hacer las cosas; y es que no hay porque prescindir de pasar esos divertidos momentos con amigos ni echar todo el trabajo por tierra de días atrás.

Aquí podréis encontrar algunas sugerencias para salir, sin que nos sintamos culpables.

 

A LA HORA DE ELEGIR BEBIDA

Refrescos-light[1]

  • Escoger bebidas bajas en azucares, como refrescos light o zero.
  • Si entra dentro de nuestras necesidades calóricas, podemos consumir zumos naturales como zumo de naranja recién exprimido, que aunque contengan azucares, al menos es rico en vitaminas, minerales y fibra.
  • Evitar bebidas alcohólicas en grandes cantidades. La cerveza es una bebida alcohólica de baja graduación, pero el problema suele residir en que cuando salimos de cervezas, la cantidad total suele ser elevada. No obstante si nos gusta, y no queremos prescindir de ella, siempre podemos pedir una “clara con gaseosa”. La gaseosa, es una bebida, que a pesar de ser dulce y carbonatada, aunque a muchos les parezca extraño, no contiene kcal. Por tanto es una gran herramienta a la hora de rebajar el contenido calórico de nuestras bebidas.
  • Una ultima opción dentro de las bebidas alcohólicas, sería el tinto de verano (realizado con gaseosa y no con refresco de limón). Dado que el vino es una bebida muy muy aromática y con un sabor muy fuerte, tan solo una mínima cantidad de este nos sirve para obtener una gran cantidad de Tinto de verano, haciendo que en cómputos globales sea relativamente baja en kcal y alcohol en relación al volumen total de bebida.

 

 

A LA HORA DE ELEGIR COMIDA

TapaBites[1]

Cuando se trata de aperitivos, siempre podemos elegir (si nos dan la opción), opciones más saludables que otras.

Intentaremos evitar alimentos con alto contenido en grasas de baja calidad como frituras, snacks etc.

Siendo buenas opciones:

  • los frutos secos (controlando la cantidad y teniéndolos en cuenta a la hora de calcular las necesidades calóricas a lo largo del día.
  • Los encurtidos como pepinillos, cebolletas, etc.
  • Ensaladas aliñadas como salpicón de pulpo o marisco, boquerones en vinagre, etc.
  • Embutidos magros como jamón serrano o lomo.
  • Si se trata de “comer algo” y pedir unas raciones de carta, siempre podemos elegir, alimentos cocinados a la plancha y bajos en grasa como sepia, calamares, carnes magras, o los anteriormente citados.

 

 

Como veis, hay múltiples formas de llevar una dieta sana y equilibrada, y no tener por ello que prescindir  de los momentos que hacen que la vida merezca la pena.

05[1]

 

 

Compartir:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *